Irriga tus dientes y… ríase la gente

Cuando pensamos en higiene dental, la imagen que visualizamos es una persona con un cepillo de dientes y una sonrisa perfecta, ¿pero realmente se consigue esa perfección sólo con el cepillado?

La respuesta es no.

Cuidar tus dientes supone mucho más que cepillarlos de vez en cuando, se trata de un verdadero trabajo que requiere educación y crear hábitos saludables. Os dejamos unas pequeñas pautas:

Este trabajo comienza con tu alimentación:

la elección de alimentos adecuados a cada edad, ricos en minerales y vitaminas que fortalezcan y cuiden tu esmalte;
evita consumir productos azucarados o ácidos que faciliten el crecimiento de determinadas bacterias o dañen tus dientes;
consume suficiente cantidad de agua a lo largo del día para que tu saliva cumpla su función defensiva y de “arrastre”.

Elimina los restos de comida con un buen cepillado, suave y uniforme. (el tiempo estimado debería ser de unos 2 minutos)

Recuerda elegir un …