Salud del descanso

Farmacias Trébol - miércoles, marzo 13, 2019

¿Sabías que 7 de cada 10 adultos van a experimentar problemas que afectan a la calidad del sueño a lo largo de la vida?

Los problemas de sueño los podríamos definir como aquellos que alteran los patrones o ritmos habituales de descanso; entre los más conocidos podemos citar:

  • Insomnio
  • Apnea del sueño.
  • Síndrome de las piernas inquieta
  • Alteraciones en el ritmo circadiano (viajes, jet lag, turnos de trabajo nocturno, ....)

Es interesante que aprendas a valorar la calidad de tu sueño, basándonos en el Cuestionario de Oviedo del Sueño1 te proponemos algunas preguntas que puedes hacerte:

En el caso de la mujer, la calidad del sueño también puede disminuir durante periodos de su vida como el embarazo o la menopausia.

¿Cómo debemos actuar?

En primer lugar, las recomendaciones deben incluir la educación a cerca del sueño y del descanso. El paciente debe entender el impacto que puede tener sobre su salud un mal descanso continuado.

Además deben implantarse hábitos que sirvan para mantener una buena higiene del sueño.

  • Estilo de vida y entorno: rebajar en la medida de lo posible situaciones estresantes, ansiedad y ruidos antes de intentar conciliar el sueño
    • Un entorno sin ruidos y con una temperatura adecuada (18º-20ºC) son esenciales para favorecer un descanso
  • Intentar mantener horarios regulares (hora de levantarse y hora de acostarse) incluídos los fines de semana/festivos.
  • Alimentación: el consumo de excitantes, drogas, medicamentos2 o alcohol pueden condicionar el descanso.
  • Salir a la calle durante el día. La luz solar interviene en la regulación de los ciclos de vigilia-sueño
  • Ejercicio físico: realizar actividad física durante el día puede ayudar a rebajar los niveles de estrés, ansiedad y favorecer un mejor descanso. No obstante, hay que tener en cuenta que si se realiza ejercicio intenso horas antes de irse a la cama, puede tener un efecto “activador” y dificultar el inicio del sueño.
  • Servirse de técnicas respiratorias para disminuir el insomnio. Estas técnicas puede enseñártelas tu especialista, van a ir encaminadas a producir un aumento de dióxido de carbono en sangre, modificando tu frecuencia respiratoria3.
  • Nunca ir a la cama en un estado de “activación” (ya sea físico o emocional: preocupado, disgustado,...) ya que si lo hacemos habitualmente podemos llegar a asociar “la cama” como un lugar donde pensar, divagar y no como el lugar para descansar.
    • Para evitar esto, siempre se pide que limites el tiempo de permanencia en la cama y que la abandones si no puedes dormir. Que acudas a otra estancia a leer, o a realizar alguna actividad relajante.

Cuándo recurrir a medicación:

Es importante una valoración previa de cada caso (duración, tipo de insomnio, etc) para determinar si debe o no debe recurrir a medicación.

En el mercado existen multitud de productos y medicamentos sujetos o no a prescripción médica cuyo fin es ayudar a aquellos pacientes con insomnio a mejorar la calidad de su descanso.

Como farmacéuticos, debemos hacer hincapié en que el tratamiento farmacológico es una medida coadyuvante que debe ir integrada en una terapia global (hábitos, aprendizaje, seguimiento médico, …)

Dentro de los medicamentos y productos no sujetos a prescripción médica podemos encontrar:

  • Melatonina, especialmente útil a la hora de regular los ciclos de sueño, jet lag…
  • Antihistamínicos, cuya duración no debe exceder las 2 semanas. Si pasado ese tiempo el sueño sigue sin regularse deberás acudir a tu especialista.
  • plantas tradicionalmente usadas: valeriana, tilo, melissa, pasiflora, amapola de california, espino albar, lúpulo, manzanilla, lavanda, …. Existen multitud de preparados con todas ellas, solas o en combinación (infusiones, comprimidos, cápsulas, sprays sublinguales, gotas orales, aceites esenciales, …)

Si tu médico ha decidido pautarte medicación hipnótica o sedante, debes entender que este tipo de tratamientos van a estar sujetos a prescripción médica, tanto su dosis como la duración del mismo.

No debes asustarte si al leer el prospecto descubres que el medicamento es un antiepiléptico, un antidepresivo o un antipsicótico. Todos ellos son medicamentos que también se pueden usar en el tratamiento del insomnio.

Comentarios
El anuncio no tiene comentarios.
Post a Comment



Captcha Image

Trackback Link
http://grupo.farmaciastrebol.com/BlogRetrieve.aspx?BlogID=13118&PostID=809871&A=Trackback
Trackbacks
El anuncio no tiene trackbacks.

Buscar

Categorias

Últimas entradas

¿Conoces Cuídate24h?

Salud para tu estilo de vida en una revista repleta de artículos escritos por nuestros profesionales de la farmacia sobre medicina, belleza, alimentación saludable y bienestar. Encuéntrala gratis en tu Farmacia Trébol más cercana.