¿Qué es un piercing?

Farmacias Trébol - jueves, noviembre 20, 2014

En una sociedad que da una gran importancia a la imagen y al culto a la belleza, surge la decoración corporal mediante la utilización de técnicas que producen la ruptura o perforación de la piel y/o mucosas.

Entre estas prácticas destacan el tatuaje, la micropigmentación, y el “piercing”, que han adquirido un gran auge en los últimos años, produciéndose por ello, una proliferación de establecimientos que las realizan.

Estas prácticas suponen un riesgo potencial, tanto para la salud del personal que aplica estas técnicas, como para los usuarios de estos servicios, especialmente si se realizan sin la formación necesaria y con los medios y condiciones higiénico-sanitarias no adecuadas.

DEFINICIÓN

Una perforación del cuerpo es exactamente eso: una perforación o un pinchazo realizado en el cuerpo con una aguja. Después, se coloca una joya en la perforación. Las partes del cuerpo que se perforan con más frecuencia son las orejas, las fosas nasales y el ombligo.

Si la persona que realiza la perforación proporciona un ambiente seguro, limpio y profesional, se puede esperar lo siguiente de una perforación en el cuerpo:

  • La zona a perforar (salvo la lengua) se limpia con un jabón germicida (un jabón que mata bacterias y microorganismos que provocan enfermedades).
  • Después, se perfora la piel con una aguja limpia muy afilada.
  • El piercing, que ya fue esterilizado, se coloca en esa zona.
  • La persona que realiza la perforación desecha la aguja en un recipiente especial para que no existan riesgos de que otra persona entre en contacto con la aguja o la sangre.
  • Se limpia la zona perforada.
  • La persona que llevó a cabo la perforación verifica y ajusta el piercing.
  • La persona que realiza la perforación debe dar instrucciones sobre cómo asegurar que la nueva perforación se cure correctamente y qué hacer si surge algún inconveniente.

ZONAS: ORIGEN DE LAS DIFERENTES FORMAS DE PERFORACIÓN

Boca:

  • Labios: Este piercing ya era uno de los favoritos de la gente joven en las tribus del amazonas, donde las mujeres se agujereaban el labio inferior en el centro.
  • Lengua: Es uno de los piercing en auge, aunque es uno de los más difíciles para que el cuerpo se acostumbre, y además corre mayor riesgo de infección al estar en zona húmeda.

Nariz:

  • Aletas: Es de los piercing más sencillos y nació en las indias donde es habitual encontrarse con este tipo de decoración facial.
  • Tabique: Este piercing está presente en diversas culturas de todo el mundo y su origen se remonta a la prehistoria. Se practica en la fina tira de la piel ubicada debajo del cartílago nasal uniendo los 2 orificios de la nariz.

Cara:

  • Ceja: Es de las más occidentales, y aunque es dolorosa de hacer y mantener, lo cierto es que cada vez más gente opta por este tipo de piercing y se hace en la parte externa de la ceja.
  • Mejillas: Nace de la movida punk, quienes se ponían clavos. Hoy en día la técnica es más avanzada, pero no es uno de los más comunes.
  • Oreja: Este piercing es el tradicional, aunque lo que ahora se lleva, es multitud de perforaciones en el lóbulo y en el cartílago superior externo de la oreja.

PRECAUCIONES

En algunos estados, la perforación del cuerpo está reglamentada, pero en otros no. Si bien la mayoría de los lugares en los que se hacen perforaciones ofrecen un entorno limpio y sano, algunos no toman las precauciones necesarias contra infecciones y otros riesgos para la salud.

Cuando decides hacerte una perforación en el cuerpo, hay que investigar los procedimientos del establecimiento y averiguar si ofrecen un entorno limpio y seguro a sus clientes. Cada lugar debe contar con un autoclave (un equipo de esterilización) y debe mantener el instrumental en paquetes sellados.

HAY QUE PREGUNTAR Y ASEGURARSE DE LO SIGUIENTE:

Que el lugar esté limpio.
Que la persona que realiza la perforación se lave las manos con jabón germicida.
Que la persona que realiza la perforación use guantes desechables (como los que se usan en los consultorios médicos).
Que la persona que realiza la perforación utilice instrumental desechable o esterilizado.
Que la aguja que utilice sea nueva y esté siendo usada por primera vez.
Que la aguja sea desechada en un recipiente especial sellado después de la perforación que existan procedimientos para el manejo y desecho adecuados de desperdicios (como las agujas o las gasas con sangre).

RECOMENDACIONES GENERALES

Dependiendo de la parte del cuerpo que haya sido perforada, el tiempo de curación puede ir de unas pocas semanas a más de un año (tabla I). Si te realizas una perforación, asegúrate de tener los cuidados posteriores necesarios: no la aprietes ni tires de ella, mantén la zona limpia con jabón (no utilices alcohol) y no la toques sin antes lavarte las manos. Nunca utilices agua oxigenada (peróxido) porque puede lesionar los tejidos recién formados. Si te haces una perforación en la boca, utiliza un enjuague bucal antibacteriano después de comer.

Si estás pensando en donar sangre, recuerda que algunas organizaciones no aceptan donaciones de sangre de personas que se hayan realizado perforaciones o tatuajes en el último año, ya que ambos procedimientos pueden ser fuente de contagio de enfermedades que se transmiten por sangre.

Comentarios
Raul Esteban Contreras comento el 08-Dec-2017 08:05 PM
Muy completa la informacion, yo quería hacerme un piercing, pero la verdad no se como lo vaya a tomar mi madre, es algo especial, quizás me vaya a pegar cuando me lo vea jajaja, pues ni hablar me tendré que animar, ya que creo que se me vería genial.

Post a Comment



Captcha Image

Trackback Link
http://grupo.farmaciastrebol.com/BlogRetrieve.aspx?BlogID=13118&PostID=544755&A=Trackback
Trackbacks
El anuncio no tiene trackbacks.

Buscar

Categorias

Últimas entradas

¿Conoces Cuídate24h?

Salud para tu estilo de vida en una revista repleta de artículos escritos por nuestros profesionales de la farmacia sobre medicina, belleza, alimentación saludable y bienestar. Encuéntrala gratis en tu Farmacia Trébol más cercana.