Cáncer de piel o melanoma: Qué es, síntomas, tipos, factores de riesgo y consejos para el cuidado de la piel.

El domingo 23 de mayo es el Día del Melanoma. A pesar de ser el décimo cáncer más común en Europa, el melanoma cuenta con una tasa de supervivencia del 82% en hombres y del 89% en mujeres.

En este artículo, te vamos a contar con más profundidad qué es el melanoma, cuáles son sus síntomas, qué tipos existen, factores de riesgo y por supuesto consejos útiles sobre la prevención.

Índice

  • ¿Qué es el melanoma?
  • ¿Cuáles son sus síntomas?
  • ¿Qué tipos de melanoma existen?
  • Factores de riesgo
  • Consejos para cuidar la piel frente al sol

¿Qué es el melanoma?

El melanoma es un tipo de cáncer que se produce en las células que producen melanina (un pigmento de cuerpo). Este se puede originar donde este esté presente, tanto en la piel como en otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son sus síntomas?

El primer indicador sospechoso puede ser un lunar sospechoso, este puede ser que ya lo teníamos o que es nuevo. El melanoma se empezará a extender de forma horizontal durante meses o años sin dolor o provocar molestias. Con el tiempo, este empieza a extenderse más allá de la epidermis para ir adentrándose en la dermis. Es muy importante detectarlo en la fase de crecimiento superficial de la piel y no esperar a que crezca verticalmente.

¿Qué tipos de melanoma existen?

  • Melanoma de extensión superficial, es el melanoma más frecuente y es común e personas de piel blanca. Generalmente crece hacia afuera, presentando una forma y color irregular. Si por el contrario, crece por debajo, puede llegar a extenderse.
  • Melanoma nodular, suelen aparecer como un bulto en la piel y son de desarrollo rápido, pudiendo crecer hasta las capas más profundas de la piel si no se elimina. Suelen desarrollarse en cabeza, cuello, pecho o espalda.
  • Melanoma lentigo maligno, este tipo de melanoma se desarrolla durante años y suelen hacerlo en las zonas del cuerpo que han tenido una mayor exposición al sol (cara, cuello, brazos…). Las áreas afectadas suelen ser grandes, planas y de color marrón. Inicialmente crecen en la superficie pudiendo llegar a capas más profundas en etapas más avanzadas.
  • Melanoma lentiginoso acral, es el menos frecuente, se desarrolla en manos, plantas de los pies y debajo de las uñas. Suele ser más habitual en personas que tienen un tono de piel oscura.

Además de estos cuatro tipos de melanoma, existen dos que no crecen en la piel.

  • Melanoma de mucosas, se desarrollan en la mucosa nasal, cavidad orofaríngea o en los aparatos genital, urinario o digestivo.
  • Melanoma ocular, crece en la capa interna del ojo y un tipo de melanoma muy raro.

Existen otros tipos de cáncer de piel que no son melanoma, llamándose Cáncer de piel no melanoma. Entre los más comunes están el carcinoma de células basales y el de células escamosas.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo a la hora de desarrollar un melanoma podemos encontrar:

  • Exposición a la luz UV, principal factor de riesgo ya que daña el ADN de las células de la piel.
  • Lunares, tener lunares aumenta el riego de desarrollar melanoma, pero no quiere decir que, por tenerlos una persona vaya a tener la enfermedad. Existe un riesgo elevado en el caso de tener Síndrome del nevo atípico displásico, requiriendo un control regular.
  • Antecedente familiar, aumenta el riesgo de padecer melanoma si un familiar de primer grado lo tiene, teniendo que prevenir con protección solar y acudiendo al dermatólogo con mayor frecuencia.

Otros factores para desarrollar melanoma suelen ser enfermedades que debilitan el sistema inmunitario o el simple envejecimiento.

Consejos para cuidar la piel frente al sol

  • Evitar una exposición solar en las horas centrales del día.
  • Tener en cuenta el índice UV a la hora de salir de casa
  • Usar ropa y complementos que protejan del sol
  • Aprovecha los lugares de sombra
  • Usar protección con filtro solar
  • Usar protección solar en días nublados
  • Usar el protector solar adecuado para cada piel
  • Evitar lámparas y camas bronceadoras

Ahora que conoces un poco más sobre el melanoma, el cuidado que requiere la piel y el daño que puede hacer el sol en esta. Usa protección y cuida tu piel.

Con el sol, poca broma.

Deja una respuesta