Persistencia de coronavirus en superficies

Antes de contaros nada, queremos agradeceros a TODOS el esfuerzo de contención que estáis realizando y el ejemplo de civismo y solidaridad como unidad que estáis dando (aunque siempre hay algún “despistado”).

Van a ser unas semanas complicadas, pero si algo nos caracteriza es nuestra capacidad de superación. ¡Nos venimos arriba frente a la adversidad!

Gracias AL ESFUERZO DE CADA UNO DE VOSOTROS en vuestros hogares, cuidando, entreteniendo y protegiendo a todos vuestros seres queridos vamos a contener esta pandemia.

¡Sigamos así!

Dicho esto, queremos aclarar consultas que nos siguen llegando y creemos que aún existen dudas.

“No encuentro guantes y los necesito porque trabajo de cara al público”

Esta es una inquietud recurrente. ¿Es cierto que si trabajas de cara al público necesitas guantes? Pues la respuesta es ambigua, nosotros os la replanteamos: ¿sabes usar los guantes?

En la situación actual, lo primordial es la higiene extrema y el autocuidado.

Cuando nos ponemos un guante podemos sentir una falsa sensación de seguridad, y de un modo inconsciente podemos tocar más superficies o incluso nuestra cara, nariz o mucosas. Los guantes preservan el contagio de tus manos, pero tened en cuenta que si ese guante estuviese expuesto al virus, la superficie del guante estaría contaminada y facilitarías su diseminación sin darte cuenta.

Por lo que hay que saber usarlos y saber quitarselos sin tocar la zona expuesta.

Antes y después de usar un par nuevo se deben lavar las manos.

En ese sentido, y con el desabastecimiento actual os animamos a continuar con la higiene de manos en el lavabo de vuestro trabajo usando toallas desechables o papel para el secado.

¿cuánto “vive” el virus en superficies?

La persistencia del virus en superficies (encimeras, teclados, pantallas, pomos de puertas, etc) es variable: desde unas pocas horas en el aluminio hasta varios días en el papel.

No os alarmeis antes de tiempo porque aún no existen datos sobre la capacidad de transmisibilidad de los coronavirus presentes en superficies. Pero, por si acaso, y por ese motivo, insistimos tanto en la higiene y desinfección de zonas.

Para los que permanecen en casa, aparte de lavarse manos, cara y uñas, es importante la higiene de superficies: nevera, encimeras, platos y cubiertos…

¿Con qué limpiamos? Si se trata de superficies delicadas, con agua y jabón; si no lo son, que no os tiemble la mano usando lejía (siempre extremando las precauciones al utilizarla).

En el caso de pantallas de móvil, mandos a distancia, interruptores, etc: toallitas jabonosas o alcohol.

Si tenéis lavavajillas usad la opción de desinfección (aumenta la temperatura al final del ciclo).

Si os toca lavar a mano, ídem, podéis usar un chorrito de lejía para limpiar vuestros platos, vasos y cubiertos.

Ventilad el domicilio un ratito por la mañana y otra vez por la tarde o antes de dormir.

Cambiad la ropa de cama con más frecuencia de lo habitual y, aunque no sea la opción más “eco”, procurad lavar a temperatura elevada.

En el trabajo

Para todos los que acuden a su lugar de trabajo, tanto si tenéis servicio de limpieza en vuestro establecimiento como si no, volvemos a insistir en la higiene de manos y la importancia de extremar la limpieza de superficies, manillas de puertas, etc.

Intentamos hacer nuestro trabajo de la mejor manera posible, ahora os toca a vosotros hacer lo propio y extremar la higiene y cuidado para frenar la cadena de contagios.

Cerramos el artículo del mismo modo que lo iniciamos agradeciendo vuestro trabajo y compromiso social con esta causa. Por lo que nuestros aplausos, a partir de ahora también van hacia cada uno de vosotros.

Fuentes:
The Journal of Hospital Infection
Ministerio de Sanidad
The New England Journal of Medicine

Deja una respuesta