10 consejos para el cuidado de la piel

10 consejos básicos para que tu piel esté saludable y tenga una apariencia tersa.

1 – Bebe agua en abundancia

Nuestro cuerpo pierde agua durante todo el día. Por ello, para que nuestra piel este hidratada es necesario beber entre dos y tres litros diarios. El agua hace que nuestra piel tenga una apariencia más tersa y fresca.

2 – Haz ejercicio

Cuando hacemos ejercicio, incrementamos el flujo sanguíneo hacia la piel, y de esta manera conseguiremos que esta reciba de manera adecuada los nutrientes y las vitaminas que necesita, Además el ejercicio tonifica los músculos, lo que ayuda a mantener más elástica y firme nuestra piel

3 – Mantén tu piel reluciente

Una piel limpia es la mejor manera de prevenir infecciones y olores corporales. Lavarse el rostro, además de ser un placer, nos aporta la sensación de que la piel respira. Es el primer gesto a tener en cuenta para el cuidado de la misma. Para ello, debemos seleccionar una leche limpiadora como primer paso, seguido de un gel espumoso y, por último, una vez aclarados estos dos pasos, aplicar la loción hidratante. De esta manera, eliminaremos todas las impurezas para que cuando apliquemos los productos la piel esté receptiva, sin nada que bloquee su máxima absorción. Es lo que se llama ‘triple limpieza’.

4 – Tómate una sauna

Al hacerte sudar y expulsar las impurezas, la sauna contribuye a limpiar tu piel. También mejora la circulación. Recuerda que antes de una sesión de sauna no has de beber alcohol o haber realizado una comida pesada.

Cuando sudamos hacemos sudar y expulsar las impurezas corporales, la sauna contribuye a limpiar nuestra piel. Otro de los beneficios que aportamos con la sauna es la mejora de la circulación. Pero recuerda que antes de una sesión de sauna no se debe haber comido en abundancia ni ingerir bebidas alcohólicas.

5 – Cepilla tu piel

Muchas veces las células muertas se quedan en la piel y taquean los poros. Esto le impide al cuerpo eliminar las toxinas y desechos que normalmente son eliminados a través de los poros.

Cepillar la piel en seco ayuda a mejorar la circulación, estimular el sistema linfático y eliminar células muertas. También se usa mucho en el tratamiento de la celulitis.

6 – Usa exfoliantes

Los exfoliantes nos ayudan a renovación celular sin agredir a la epidermis. Muchos de ellos contienen ácidos procedentes de frutas que son la mejor ayuda para eliminar las células muertas de la piel.

Estos ácidos, también denominados AHA, pueden irritar algunas pieles, por lo que debes dejar de usarlos si percibes signos de irritación o enrojecimiento de la piel.

Hay muchos exfoliantes en el mercado, por lo que tendrás que probar cual se adapta mejor a tu piel

7 – Hidrata tu piel

Hoy en día con el estrés de vida que llevamos es necesario hidratar al máximo, una piel hidratada diariamente nos ayudará a mantenerla tersa. Aunque tenemos que tener en cuenta que cada piel tiene unas necesidades, por lo que es recomendable consultar al farmacéutico para ver qué tipo de piel tenemos y cuáles son las cremas que necesitamos para dicho tipo de piel.

8 – Utiliza protección solar

El cáncer de piel es el mayor riesgo de la exposición prolongada a la luz solar. Pero no todas las cremas solares son iguales. Hoy en dia se pueden adquirir distintos productos con un nivel que nos permita tomar el sol durante un tiempo diferente en función del factor de protección solar (FPS) Es aconsejable una nueva aplicación de protector solar, especialmente después de haber sudado o haberse dado un baño.

9 – Observa y vigila tu piel

Observar tu piel regularmente hará que te habitúes y conozcas la apariencia de tu piel, lo que hará que detectes cualquier cambio en ella con mayor rapidez. Presta especial atención a los lunares; si ves que alguno cambia de forma o sangra, visita a tu médico de cabecera para que lo examine.

Conocer nuestra piel o tipo de piel nos ayudara a detectar cualquier cambio en ella, tenemos que prestar especial atención a los lunares; si vemos algún cambio de forma seria bueno visitar a nuestro médico de cabecera para que lo examine

10 – Deja de fumar

El humo del tabaco seca nuestra piel, a la vez que constriñe los vasos sanguíneos, esto creara que la cantidad de sangre que llega a nuestra sea menor, privándola de nutrientes esenciales. Una persona fumadora tiene entre dos y tres veces más de posibilidades de desarrollar psoriasis.

Deja una respuesta