Qué es el estreñimiento y cómo tratarlo

Es probable que en alguna ocasión hayas sufrido estreñimiento, ya que es uno de los trastornos digestivos más comunes entre la población general. Sin embargo, es importante identificarlo bien y saber cuál puede ser el motivo por el que se produce para determinar qué medidas adoptar a la hora de tratarlo.

En primer lugar, hay que aclarar que en contra de lo que se tiende a pensar popularmente no es necesario realizar deposiciones todos los días. La frecuencia para ir al baño depende de varios factores, de la personas, de su ritmo de vida, de su alimentación, etc. Así, en general, se considera que padecemos estreñimiento si hay que realizar demasiado esfuerzo durante las deposiciones, si las heces se presentan duras o no hay una sensación de desocupación plena, y también si la frecuencia de desalojo es inferior a tres días a la semana.

Detrás del estreñimiento puede haber diversos motivos:

  • Una alimentación deficitaria en fibra.
  • Estrés
  • Cambios emocionales
  • Abuso de laxantes
  • El consumo de determinados medicamentos
  • Falta de ejercicio
  • Viajes
  • Otras patologías

Una vez analizados cada uno de ellos, lo recomendable es adoptar medidas para aliviar el estreñimiento ocasional. En el caso de la dieta tendremos, por ejemplo, que valorar si debemos incorporar más fibra a través de frutas, verduras, cereales integrales o legumbres, que son los alimentos más ricos en esta sustancia. Ahora bien, es necesario hacerlo de forma paulatina para evitar otros problemas digestivos como la hinchazón abdominal.

Incorporar actividad física con frecuencia siempre es beneficioso para la salud, no sólo para prevenir el estreñimiento, sino para mejorar nuestro estado en general.

Algunos medicamentos favorecen la aparición de estreñimiento, principalmente antiácidos, analgésicos, antidepresivos, diuréticos, suplementos nutricionales de hierro y calcio, o somníferos, entre otros.

Determinadas patologías neurológicas o también problemas musculares, pueden favorecer la aparición de estreñimiento.

Y en cuanto a los factores emocionales podemos hablar de varios elementos que propician este trastorno digestivo como por ejemplo un viaje, el estrés, un cambio de situación personal, de residencia, etc.

Es importante, por tanto, realizar un análisis de las causas que han desencadenado el estreñimiento, algo que siempre se lleva a cabo desde la homeopatía. Esta terapéutica es útil para el abordaje del estreñimiento ocasional y existen distintos tratamientos homeopáticos para tratarlo, que además se pueden combinar con otras opciones terapéuticos, al carecer de interacciones.

Si además de la homeopatía seguimos las recomendaciones dietéticas e incorporamos hábitos saludables a nuestra cotidianidad nuestro tránsito intestinal nos lo agradecerá sin duda.

Deja una respuesta