Recomendaciones útiles para calmar la tos

La tos es uno de los síntomas más molestos que se experimentan cuando estamos inmersos en un proceso gripal. Aunque las causas que pueden ocasionarla son diversas la más común es la infección vírica, principalmente resfriados o gripe.

Otros motivos que pueden desencadenar tos son la contaminación, el humo del tabaco, el frío, casusas mecánicas como golpes o incluso puede estar vinculada a trastornos de salud crónicos como el asma o la alergias, por ello es conveniente vigilarla si se prolonga durante mucho tiempo o sufrimos episodios con cierta asiduidad.

Homeopatía y tos

Esta manifestación realmente es un mecanismo de defensa que utiliza nuestro organismo para expulsar las secreciones de las vías respiratorias cuando se encuentran afectadas por microorganismos.

Existen dos tipos de tos: la tos seca y la tos blanda. La primera suele ser bastante molesta, irritativa y no productiva, es decir, que no genera secreciones. La tos blanda, sí produce expectoraciones y flemas, y no es tan desagradable como su hermana. Generalmente ambos tipos de tos conviven y a lo largo de la jornada se pasa de una tos seca a una blanda, o al revés.

Los expertos aconsejan tratar la tos seca, pues la tos blanda ayuda a eliminar los microorganismos nocivos que se han instalado en nuestro cuerpo.

¿Cómo podemos calmar la tos?

Existen distintas medidas que nos ayudan a calmar la tos de una forma bastante eficaz:

  • Cuidar la zona del cuello es fundamental. Debemos protegerla con ropa de abrigo y evitar los cambios bruscos de temperatura, ya que éstos pueden agravar los síntomas de los resfriados comunes.
  • El tabaco y el alcohol deben quedar en un segundo plano o ser eliminados completamente de nuestro estilo de vida sobre todo durante este periodo. El humo del tabaco puede recrudecer la tos y el alcohol reseca las mucosas de la garganta, por lo que no son nada recomendables en esta situación.
  • Una alimentación sana y equilibrada, rica en vitaminas y minerales, resulta clave para mantener un estado de salud general mejor y contribuye a que el resfriado y sus síntomas tiendan a remitir antes.
  • La hidratación cuando tenemos tos se torna fundamental. Beber agua principalmente, ablanda la zona de la garganta afectada y permite que se vaya limpiando de microorganismos con más facilidad.

Homeopatía y tos

Para aliviar la tos podemos recurrir a una terapéutica que carece de efectos secundarios relevantes asociados a su toma y que es apta para toda la familia: la homeopatía. Existen medicamentos homeopáticos que alivian todo tipo de tos y que se pueden compatibilizar con otros tratamientos. La homeopatía es eficaz para calmar la tos y el resto de los síntomas de los resfriados o la gripe.

Deja una respuesta