5 puntos sobre blanqueamiento dental

“A caballo regalado no se le miran los dientes”, pero entre nosotros… “una sonrisa es una bienvenida universal”. Si quieres mantener una dentadura blanca hay una serie de consejos que te pueden ir bien.

  1. Destaca la importancia del cuidado e higiene bucodental. El mantenimiento de tu salud bucal es fundamental, ya que ningún tratamiento estético se puede empezar con una inadecuada salud del paciente (la visita anual a tu dentista es imprescindible en este sentido).
  2. Diferenciar manchas extrínsecas e intrínsecas: las primeras se encuentran en la estructura exterior del diente mientras que las intrínsecas en el interior. Las causas que las producen son distintas, mientras que las extrínsecas se asocian a hábitos (consumo de café, tabaco, mala higiene dental…), las segundas se relacionan con la genética, edad o uso de medicamentos como las tetraciclinas. Esta es la razón de la necesidad del examen clínico de tu odontólogo para según el caso utilizar el tratamiento que sea más adecuado. Los tratamientos tienen que ir precedidos por un correcto diagnóstico e indicación del producto, algunos son limitados a mayores de 18 años, y no se recomiendan a personas muy jóvenes o embarazadas.
  3. Prevención, disminuyendo el consumo de café, té, tabaco y de ciertas verduras como espinacas y alcachofas. En ocasiones consideramos que la utilización de químicos es agresiva y que los productos naturales son los mejores para nuestro cuidado. Sin embargo hay que tener cuidado con este pensamiento, hay alimentos “naturales” que dañan el esmalte dental como aquellos con un ph ácido, o que contribuyen a la aparición de manchas por su fuerte carga colorante.
  4. El efecto de los tratamientos varía de unas personas a otras, en función de la coloración base del diente y el tipo de alteración. De manera igual las contraindicaciones, la aparición de sensibilidad dental es normal sin embargo ésta es temporal y tiene solución.
  5. Reconocer las técnicas de tratamientos blanqueantes y las técnicas de mantenimiento e higiene diaria. A continuación se presenta una tabla con distintos tratamientos de blanqueamiento doméstico.
Dentífricos blanqueadores Tratamientos blanqueadores dentales
Uso Higiene dental diaria Uso ocasional, no integrado en la higiene dental diaria
Activos Compuestos oxidantes, enzimas, sustancias que ayudan a eliminar manchas de manera física… Peróxido de hidrógeno o carbamida en distintas concentraciones
Efecto Efecto no inmediato, si con uso continuado. Estética dental más preventiva. Mayor efecto blanqueante. Únicamente estético.
Presentaciones Gel (menos abrasivo en torno 20%), pasta (50% abrasivo), polvo (90% abrasivo) Férulas blanqueadoras (moldes con producto blanqueador), kits blanqueadores (gel más blanqueador más pasta dental)

Los tratamientos blanqueantes pueden ser combinados, siempre teniendo precaución, respetando el tiempo de uso y bajo la recomendación de un especialista.

Hay diferentes alternativas para conseguir esa sonrisa buscada. No dudes en consultar a tus profesionales más cercanos para obtener consejo y conseguir tu objetivo buscado.

Deja una respuesta