¿Tengo gripe o resfriado?

Muchas veces nos resulta difícil diferenciar si tenemos una gripe o un resfriado ya que varios de los síntomas de estas dos enfermedades tan comunes son los mismos, ambas cursan con síntomas respiratorios como congestión nasal y tos, dolor de cabeza y muscular. Estas son sus diferencias:

La Gripe está causada por el Virus Influenza, sus síntomas aparecen de forma brusca y rápida. Suele cursar con fiebre en la mayoría de los casos, siendo superior a 38 grados. Suele aparecer dolor de cabeza intenso o muy intenso, dolor muscular y malestar general, debilidad y fatiga. También pueden aparecer la congestión nasal, estornudos y lagrimeo de forma más suave que en el resfriado, así como tos normalmente seca. Suele durar unos 7 días.

El Resfriado hay muchos tipos de virus que lo causan, los más destacados los Rinovirus y los Coronavirus. Los primeros síntomas en aparecer son la congestión y secreción nasal (acuosa y abundante), estornudos constantes y molestias leves de garganta como cosquilleos, irritación y picor. También cursa con lagrimeo e irritación de ojos. Es muy frecuente que aparezca tos, que en este caso puede ser seca o con flemas. También viene acompañada de malestar general y cansancio leve o moderado. Normalmente no aparece fiebre ni dolor de cabeza.

¿Qué me tomo?

Como ya hemos dicho la Gripe y el Resfriado están causadas por virus, por lo que no hay que tratarlas con antibióticos, estos son para enfermedades de origen bacteriano no vírico. Es importante destacar que no debemos tomar antibióticos ya que además de no servir para estas enfermedades podemos hacer que aumenten las resistencias, es decir que bacterias que antes eran sensibles a los antibióticos se hagan resistentes y sea mucho más difícil tratarlas. Si quieres saber más acerca de las resistencias a los antibióticos puedes informarte en este artículo de la OMS: Resistencia a los antibióticos 

Los antigripales sirven tanto para la gripe como para el resfriado ya que son medicamentos destinados a paliar los síntomas, y como ya hemos visto, estas dos enfermedades tienen muchos síntomas comunes. Por lo general los antigripales están compuestos de varios principios activos:

  • Analgésico y antipirético: para bajar la fiebre y calmar el dolor muscular, suele ser paracetamol o ácido acetilsalicílico.
  • Descongestivo nasal: para tratar la congestión nasal, normalmente pseudoefedrina o fenilefrina.
  • Antihistamínico: clorfenamina, para los síntomas comunes con la alergia como la secreción nasal, lagrimeo y estornudos.

¿Qué me tomo para la gripe o el resfriado?

Hay muchos antigripales en el mercado y en muchas presentaciones, cápsulas, sobres, comprimidos efervescentes… Si eres diabético lo mejor es que escojas uno en cápsulas, ya que los preparados en sobres o efervescentes suelen contener sacarosa. Hay que tener en cuenta que al llevar un antihistamínico pueden dar algo de sueño. Si eres hipertenso díselo a tu farmacéutico cuando le pidas algo para la gripe o catarro ya que los anticongestivos nasales pueden aumentar la tensión arterial y su uso está contraindicado en hipertensos.

Los anticongestivos en spray con principios activos como oximetazolina o xilometazolina son muy efectivos para la congestión, pero pueden causar efecto rebote si no se sigue correctamente la posología, hay que usarlos únicamente cada 12 horas y no más de 4 o 5 días. Están contraindicados en hipertensos.

El agua de mar, es una buena alternativa como descongestivo nasal, ya que no tiene efectos secundarios, y la pueden utilizar niños, embarazadas, e hipertensos.

Estas son algunas nociones de los distintos tratamientos, cuando vayas a elegir un medicamento consulta al farmacéutico para evitar contraindicaciones.

¿Qué puedo hacer para prevenir la gripe o el refriado?

Vacuna antigripal, está recomendada a los mayores de 65 años y otros grupos de riesgo. Cada año es una cepa nueva, por lo que si te has vacunado un año no sirve para el siguiente, hay que volverse a vacunar. La campaña de vacunación suele comenzar a mediados de octubre. Si quieres saber más sobre la vacuna de la gripe sigue este enlace del ministerio de sanidad .

Medidas higiénicas, es importante lavarse las manos con frecuencia, protegerse del frio y la humedad, evitar los ambientes con humo y los espacios poco ventilados, y una buena alimentación rica en vitaminas. Los preparados de vitamina C, así como el propóleo, la equinacea y la jalea real pueden ser un buen aliado para aumentar nuestras defensas.

Si tienes gripe o resfriado y no quieres pegárselo a los demás tápate la boca al toser o estornudar, a poder ser con pañuelos desechables, lávate las manos frecuentemente y no reutilices los pañuelos empleados al estornudar o limpiar las secreciones nasales.

Otros enlaces de interés:

Deja una respuesta