Cuidado bucal: La enfermedad gingival

La enfermedad gingival se produce a causa de la placa, que es una película de bacterias que se forma constantemente sobre los dientes.

Si se deja, esta placa se acumula entre los dientes, irritando e inflamando las encías.

Cuando se produce la inflamación, se puede formar un espacio o “bolsa” bajo el diente. Cuanto mayor es la cantidad de placa bacteriana, mayor es también la profundidad de la bolsa. Esto puede hacer que se retraigan las encías, quedando los dientes más expuestos.

Si no se trata, la bolsa puede llegar a ser tan grande que los dientes podrían aflojarse y caerse, o que incluso fuese necesario extraerlos.

Ayuda en el tratamiento de las encías

Signos y síntomas

Los principales signos a tener en cuenta son:

  1. Cualquier rastro de sangre al cepillarse los dientes o al usar el hilo dental. Si las encías están sanas no deben sangrar. Incluso si no le duele, el sangrado de las encías, aunque sólo sea un poco, no es normal.
  2. Retroceso de las encías: cuando se retira la línea de las encías y el diente queda más expuesto.

Cuando visite al dentista, le recomendamos que le comente cualquier problema que tenga en los dientes o las encías. La higiene oral diaria puede ayudarle a mantener las encías y los dientes sanos.

Éste y otros interesantes artículos incluidos en la revista «Cuídate 24h» que publica Farmacias Trébol.

Deja una respuesta