¿Cómo podemos tratar los síntomas asociados al resfriado o la gripe?

El resfriado común, llamado también catarro, es la enfermedad infecciosa producida por un virus que el ser humano padece con mayor frecuencia. Se caracteriza por síntomas nasales (secreción nasal o moqueo, obstrucción nasal, estornudos).

En ocasiones por síntomas en la garganta (dolor e inflamación) que se acompañan de malestar general y algunas veces de fiebre leve. La tos es un síntoma también frecuente en los resfriados. Ya sea seca o productiva llega a importunar y molestar el día a día de las personas o sus cuidadores de forma importante.

La gripe es también una enfermedad producida por un virus, diferente de los virus del catarro y que normalmente aparece por “oleadas” o epidemias. El virus puede ser anticipado, es decir con frecuencia conocemos qué tipo de virus nos va a afectar en la temporada de gripe y por tanto se pueden fabricar vacunas contra el mismo. La gripe se caracteriza por ser de aparición muy aguda o rápida y provocar un malestar generalizado importante. Fiebre alta, dolor de cabeza y muscular intenso (el típico trancazo), estornudos y mal de garganta. Como regla general, tanto para el resfriado como para la gripe, hay una serie de medidas higiénicas y de estilo de vida que son fundamentales. No fume, manténgase bien hidratado bebiendo abundante líquido, manténgase alejado de corrientes de aire o de temperaturas extremas, abríguese bien, no abuse de bebidas alcohólicas o muy frías.

Uno de los síntomas más comunes es el dolor de cabeza o muscular unido o no a la fiebre. En estos casos, el uso de analgésicos estará normalmente recomendado, y entre éstos el paracetamol es el analgésico más utilizado. Tiene un efecto sobre el dolor muy rápido, una tolerancia muy buena y baja la fiebre de forma efectiva.

Para combatir la tos y la expectoración, los medicamentos fabricados a base de extractos de hiedra (hedera hélix, Prospatus) y que administrados de forma oral consiguen reducir de forma importante las molestias que ocasiona este síntoma. Además, este tipo de expectorantes y antitusivos son naturales, no de síntesis química, con lo que podemos evitar la aparición de algunos efectos secundarios asociados a estos últimos.

Deja una respuesta